3° FECHA. SAN MARTIN (TUCUMÁN) 0, CHACARITA JUNIORS 2. CONCEPTO Y SÍNTESIS


Campeonato de Primera B Nacional 2016-2017. 3° Fecha.

San Martín (Tucumán) 0, Chacarita Juniors 2.

1.
Concepto.

A los 15 minutos del primero tiempo, después de una notable diferencia de concepto y de juego, la advertencia era saber por qué esa superioridad de Chacarita no se había concretado en el arco adversario. Es este es un razonamiento ligero, aunque posible, que tiene una respuesta: la primera manifestación de cualquier identidad colectiva (¡vaya si Chacarita la tiene!) es la continuidad. Tras esto, surge la paciencia como elemento vital para darle forma a un triunfo.

Jugar               
Deberá sumarse el infinito valor del sistema. Es tan gravitante que, por ejemplo, en esos primeros 20 minutos de juego, Germán Re fue quien más dispuso del balón. Salvo un pase lateral erróneo, los demás fueron verticales y la mitad de ellos terminaron en campo tucumano. Por lo tanto, del central surgió por un largo lapso del juego, el primer pase del ataque de Chacarita. Este episodio es toda una definición, pues marca la concentración de un defensor para originar el juego ofensivo y confirma, posteriormente, la atención a la que obliga a todos sus compañeros.                 
Entonces, un Chacarita corto, preciso, solidario (Oroz y Menéndez engordando la posición del medio centro, después de que Álvarez y Lazarte respondan como volantes por los costados), siempre ofensivo desde el paso frontal de su defensa para provocar la posición fuera de juego y con la bandera de la presión alta, limitando la salida de San Martín (un detalle gráfico fue la regular imposibilidad de los volantes tucumanos para recibir de frente al arco de Fernández) llegó al primer gol, después de un acierto manifiesto de Casa.
Lo que comenzó como un error, terminó convirtiéndose en una virtud. Presionó sobre una pelota perdida en ataque por derecha, ganó posición y balón y cruzó el centro a una zona crítica (delante de Taborda y detrás de sus dos centrales estáticos) para que convierta Salinas.

Esperar
Aquello que se observó en el segundo tiempo tiene algunos atenuantes. Primero, el descomunal desgaste físico de la primera parte para jugar como lo hace Chacarita y luego la temperatura desmesurada.              
Bien, todo esto responde a un proceso lógico, por demás aceptable. En tanto, el cambio de actitud y el juego físico de los tucumanos, que forzaron un segundo tiempo el cual los favoreció en varios tramos (llenando espacios detrás de Mellado y buscando con continuidad por afuera), obliga a un razonamiento: no es crítico decidir el contragolpe como método de juego (incluso hasta para ahorrar energías puede ser beneficioso), porque cuando Chacarita lo hace con eficacia, respeta el valor de la idea y del uso de la pelota. Pero ese juego, exige un manejo más preciso del balón, pues jugarlo a más de dos toques puede ser, en ocasiones, regresivo. Conclusión: no es un problema retroceder, lo es, en concreto, perder la posesión de la pelota.

Detalles
Primero, Germán Re. Jugó un partido formidable, mediante su capacidad física y su compresión del juego defensivo. Lidera la salida frontal para explotar el fuera de juego (¿cuántos centrales lo han hecho con la eficacia de Re?), reitera eso de protagonizar el primer pase de ataque (quizá sea esta una definición temeraria, porque para el juego de Chacarita, ese pase parece partir de los pies de su arquero), compensa alguna desprolijidad en el retroceso lateral del equipo (también se vio en Tucumán), es altamente efectivo en el mano a mano y para alejar hacia los costados los ataques verticales del rival y dirige con eficacia el sentido de colectividad que tiene el equipo. Jugó un gran partido.

Más
Después, Pedro Fernández. Aquí se expresa nuevamente el sistema. Juega bien con sus pies, no teme el riesgo de estar incorporado a la salida virtuosa de la pelota usando el piso y suma que la respuesta masiva de sus compañeros, le ha quitado la responsabilidad de resolver en los centros cruzados (simplemente porque el equipo presiona de tal manera, que este riesgo casi ha desaparecido). Es decir que Pedro, que entiende claramente el juego y por eso, en la mayoría de las ocasiones, la defensa espera fuera del área grande, dejándole ese espacio libre para reaccionar, destaca otro valor casi ignorado: su capacidad atlética, la cual radica en sus piernas. Es el motivo que lo llevó a tapar el remate cruzado de Bucci al segundo palo, tras cambiar la dirección de su movimiento previo. Fantástico.


Nueve
Rodrigo Salinas. Su segundo gol reconoce varias virtudes. Su ubicación para recepcionar el pase largo de Matías González, su visión para encarar en forma vertical, la decisión para elegir cómo definir y la continuidad para seguir de la jugada que protagonizó (fue a buscar el rebote en el palo para convertir). Es, hasta ahora, el goleador esperado. Es verdad que saber jugar de espaldas al arco y que el juego del equipo comenzó a ponerlo de frente, pero, al margen de alguna limitación con la pelota, sabe entrar y salir de las jugadas y tiene compromiso para recuperar la pelota. Y lo desatacado: es más inteligente de lo que se observa y simula un compendio en eso de usar el cuerpo para girar a los centrales con sus brazos. Otra de las grandes figuras de la tarde.

Por último, Ariel Penel, el árbitro. Correcto en sus decisiones, sólo cometió un error grave: una mano de Alexis Ferrero en el área tucumana, a tres metros de su posición. El primer central estaba luchando un balón con Salinas y su mano sobre la pelota fue, claramente, una decisión para entorpecer la jugada. No hubo allí margen para la interpretación subjetiva de Penel. La conducta de Ferrero obligaba a sancionar la falta y, luego a amonestarlo. Prefirió obviar lo lógico.
En tanto, nosotros sigamos celebrando por el valor colectivo, por el protagonismo en cualquier cancha y porque la idea nos representa.
Ese es el camino.

Daniel Mancini.

2.
Síntesis
.

San Martín (Tucumán).
1. César Taborda; 4. Matías Catalán, 2. Alexis Ferrero, 6. Rodrigo Moreyra. 3. Esteban Goicoechea; 8. Víctor Rodríguez (68´, 18. Mauro Quiroga), 5. Agustín Briones (55´, 15. César Abregú), 11. Diego Bucci; 10. Leonardo Acosta (65´, 16. Matías García); 7. Gonzalo Rodríguez, 9. Ramón Lentini. Suplentes. 12. Nicolás Carrizo. 13. Rolando Serrano. 14. Francisco Oliver. DT. Diego Cagna. AC. Guillermo Ríos., Mariano Pasini. PF. Ezequiel Brito, Diego Riberi.

Chacarita Juniors.
1. Pedro Fernández; 4. Juan Cruz González, 6. Germán Re, 2. Federico Rosso, 3. Gabriel Lazarte; 8. Nahuel Menéndez (73´, 16. Daniel Ibañez), 5. Miguel Mellado, 10. Nicolás Oroz (82´, 13. Maximiliano Paredes); 7. Maximiliano Casa (70´, 17. Matías González), 9. Rodrigo Salinas, 11. Juan Ignacio Álvarez Morinigo. Suplentes. 12. Facundo Ferrero, 14. Gonzalo Pedrosa, 15. Damián Manso. 18. Jonathan Rodríguez.

a.
Cuerpo Técnico del Club Atlético Chacarita Juniors. Director Técnico. Walter Coyette. Ayudante de campo. Patricio Pisano. Preparador físico. Emanuel Sánchez. Entrenador de arqueros. Marcelo Salgueiro. Jefe Médico. Doctor Enrique Oscar Iglesias. Colaboradores. Doctor Diego Eyharchet, Doctor Rodrigo Alonso. Kinesiólogos. Aníbal Parsanese, Diego Manso, Johnattan Pace. Utileros. Antonio, Algañaraz, Mario Batista. Departamento de Fútbol. Raúl Escalante. Operativo. Oscar Vázquez. Administrativo. Aníbal Vargas.

Árbitro. Ariel Penel. Asistente 1. Andrés Barbieri. Asistente 2. Damián Espinoza. Cuarto árbitro. Ramiro López.

Goles.
25´ y 81´, Rodrigo Salinas (CHJ).

Amonestados.
22´, Agustín Briones (SMT); 41´, Federico Rosso (CHJ), 79´, Pedro Fernández (CHJ).

Estadio.
La Ciudadela
(San Martín de Tucumán).

3.
Imágenes.
Matías Princ.

X