30° FECHA. CHACARITA JUNIORS 4, VILLA DÁLMINE 1. CONCEPTO Y SINTESIS


Campeonato de Primera B Nacional 2016-2017. 30° Fecha.
Sábado 29 de abril de 2017.
Estadio de Chacarita Juniors.

Chacarita Juniors 4
, Villa Dálmine 1.
(PT: Chacarita Juniors 0, Villa Dálmine 1).

1.
Concepto.

Inmediatamente, una confesión: cualquier hincha afrontará una dificultad para sostener con sensatez tantos juicios s valorativo que rondan por cantidades, tras la formidable actuación de Chacarita al golear a Villa Dálmine 4 a 1. Esa desazón por no poder recompensar al equilibrio, ha surgido tras el mejor partido del equipo de Coyette en el torneo y de una serie de bondades que trascendieron en la gente de tal manera, que convirtieron al Estadio en un inmenso espacio feliz y vital, recordando las grandes noches de San Martín.

El pase a destino
Ahora, una redundancia que es una certeza, la cual se proyecta como si fuera un dogma: nada en el fútbol es posible si se desnaturaliza la mayor comunicación colectiva que tiene el juego, que es el pase. En la precisión para usar el balón, se sostuvo una actuación rutilante, alcanzando una efectividad que superó visiblemente el 70% de asistencias correctas.
Lo otro, secundario, aunque valioso, derrumbó la táctica represiva de un equipo (Dálmine), que sólo intentó no perder, sumando volantes y defensores en un espacio breve del campo y destinándole a Oroz y a Mellado la marca policial de Núñez (con Miguel) y Falcón (con Nicolás).

Entonces, hay que decirlo, Chacarita jugó un muy buen primer tiempo, que parece desdibujado por alguna irregularidad para retroceder sobre el lateral derecho, la cual finalizó en un centro menor, luego generó un mero choque circunstancial entre Re y Mellado y, finalmente, la consecuencia de esa coalición involuntaria, dejó a Alonso delante de Trípodi, sumando la posterior definición del defensor adversario contra el palo izquierdo del Emanuel.

Sobran los motivos
Aquello de la actuación sobresaliente, producto de una característica neurálgica bien resuelta (el pase), incorporó como elemento sustantivo otro aspecto general, casi impropio del juego, pero atribuible a la capacidad colectiva: la paciencia. El sistema, la idea y su ejecución, necesitan de la insistencia para imponerse y de neutralizar la ansiedad lógica que significa ir en desventaja.
Es decir que esa tranquilidad permitió, entre tantas virtudes, lo siguiente: el estupendo partido de Miguel Mellado, acaso la figura, porque la precisión para salir del fondo y circular la pelota en cualquier espacio, le facilitó jugar siempre detrás de la línea del balón, sacar y volver a acomodar a sus centrales en los lugares correspondientes, según lo indicaba cada una de las jugadas, y ordenar de tal manera a sus compaleros que, por primera vez en el todo el campeonato, Chacarita encontró a través de su medio centro lugares de reposo para el equipo, que fueron desconocidos en esta temporada.
Es verdad que durante la primera etapa parece no haber funcionado la proporción entre la tenencia del balón y la cantidad de situaciones de gol producidas. Pero esta advertencia consiste en un error de concepto. La idea de usar la pelota como la corporiza Chacarita, obliga a una elaboración tal, que le quita entidad a esa supuesta simetría que debería existir entre la posesión (cuantiosa) y las jugadas con riesgo cierto de gol.
Es decir que, para que se entienda, el sistema le da el mismo vuelo, notoriedad y valor al método (el editorial para usar el balón) que al objetivo (convertir para ganar). Es, probablemente, uno de los dichosos costos que tiene la imposición de una idea, que no confunde un acto de coraje (por caso, el exceso físico) con uno de buen fútbol.

Cátedra
El segundo tiempo de Chacarita fue soberbio. Luego del penal convertido por Salinas (que fue un producto de la presión matemática y asfixiante que permitió, como consecuencia, incorporar en el área rival, siempre, a seis jugadores) a Dálmine y a su limitado entrenador, se le diluyó el criterio regresivo, quedando expuestos a esa ponderable capacidad que tiene Oroz para transformar la estética en eficacia.
El segundo gol es un reproche a nuestra condición de hinchas, pues es casi un sacrilegio que se haya gritado en forma tan visceral semejante obra de arte, la cual exigía la respuesta sutíl que se le debe a la belleza. Hubo allí no menos de doce toques y todos los contenidos del juego: circulación precisa, búsqueda del espacio, paciencia para crear el sector de ataque, engaños y, después, el cambio de ritmo vertiginoso de Nicolás jugando vertical para Salinas a la entraña del área, la sabia comprensión de Rodrigo para aguantar de espaldas al arco y dejarlo, tras la devolución, a Oroz, lanzado en carrera frontal contra el arco, libre para que defina con el pie izquierdo abierto sobre el palo derecho de Otarola. Allí, en ese momento, el fútbol, esa idea tan instalada, la concepción del juego como la aprendimos (relacionada definitivamente a lo que nos produce encanto), cobraron un vuelo inusitado.
Sucedió lo mismo, en el tercer gol. mediante varias descargas a un toque en ataque, sobre el sector izquierdo entre Oroz e Ibañez y esa conversión de Salinas abajo, precisa, considerable, oblicua, que dejó sin defensa al arquero de Dálmine.

Análisis
Lo último: es verdad que surge como conclusión que este Chacarita parece lejano, en relación a las últimas versiones. Pero, volvemos a lo anterior: quizá no sea esta la manera de encarar el razonamiento. Sería prudente clasificar todas las actuaciones, mediante la decisión granítica de imponer una idea de juego. Las oscilaciones para lograrlo tienen cierta validez, como referencia analítica. Pero si esa idea tiene precisión para usar la pelota, el estupendo espíritu de cuerpo de este grupo y solistas del nivel de Menéndez, Mellado, Oroz, Salinas y Rivero, estaremos en presencia de un premio estimado y necesario para el club y ante una producción estética que será compensada con un guiño y una sonrisa, originados en la mejor historia deportiva del club.

Daniel Mancini.

2.
Síntesis.

Chacarita Juniors. 1. Emanuel Trípodi; 4. Nahuel Menéndez, 6. Germán Re, 2. Federico Rosso, 3. Gabriel Lazarte; 8. Diego Rivero (capitán) (73´, 15. Daniel Ibañez), 5. Miguel Mellado, 10. Nicolás Oroz; 7. Maximiliano Casa (73´, 17. Elías Alderete), 9. Rodrigo Salinas (85´, 18. jonathan Rodríguez), 11. Juan Álvarez Morinigo.

Suplentes. 12. Lucas Álvarez, 13. Alan Robledo, 14. Juan Cruz González, 16. Matías Rodríguez.

a.
Cuerpo Técnico del Club Atlético Chacarita Juniors. Director Técnico. Walter Coyette. Ayudante de campo. Patricio Pisano. Preparador físico. Emanuel Sánchez. Entrenador de arqueros. Marcelo Salgueiro. Jefe Médico. Doctor Enrique Oscar Iglesias. Colaboradores. Doctor Diego Eyharchet, Doctor Rodrigo Alonso. Kinesiólogo. Aníbal Parsanese. Ayudante de Kinesiología. Diego Manso. Masajista. Jonathan Pace. Utileros. Antonio, Algañaraz, Mario Batista. Departamento de Fútbol. Raúl Escalante. Operativo. Oscar Vázquez. Administrativo. Aníbal Vargas.

Villa Dálmine. 1. Fernando Otarola (c); 4. Juan Alsina, 2. Ariel Coronel, 6. Ángel Alonso, 3. Lautaro Fornica; 8. Jonathan Figueira, 5. Horacio Falcón (73´, 18. Juan Manuel Mazzochi), 7. Diego Núñez (65´, 16. Pablo Burzio), 11. Federico Recalde;  10. Pablo Ruiz, 9. Ezequiel Cérica (87´, 17. Leonardo Carboni). DT: Felipe De la Riva. Suplentes. 12. Sebastián Blázquez, 13. Rubén Zamponi, 14. Fabrizio Palma, 15. Lucas Favalli.

Árbitro. Pablo Echavarría. Asistente 1: Mariano Viale. Asistente 2: Maximiliano Castelli. Cuarto árbitro: Lucas Comesaña.

Goles.
20´, 6. Ángel Alonso (VD); 53´, penal y 85´, 9. Rodrigo Salinas (CHJ); 60´, 10. Nicolás Oroz; 89´, 18. Jonathan Rodríguez.

Amonestados.
2´, 5. Horacio Falcón (VD); 38´, 9. Rodrigo Salinas (CHJ); 45´, 7. Diego Núñez (VD); 61´, 2. Federico Rosso (CHJ); 65´, 6. Ángel Alonso (VD); 83´, 18. Juan Manuel Mazzochi (VD).

Expulsado.
54´, 11. Federico Recalde (VD), por doble amonestación.

3.
Próximo partido.
Campeonato de Primer B Nacional 2016/2017.
31° Fecha. Sábado 6 de mayo. 20.05 horas.
Atlético Paraná-Chacarita Juniors.
Estadio de Atlético Paraná.

Producción.
Lucas Mancini.

Imagen.
Ely Martínez.

X