4° Fecha. CHACARITA JUNIORS 1, CRUCERO DEL NORTE 0. CONCEPTO Y SÍNTESIS


Campeonato de Primera B Nacional 2016-2017. 4° Fecha.
Chacarita Juniors 1, Crucero del Norte 0.

1.
Concepto.

La primera conclusión del triunfo de Chacarita parecerá apresurada, pero, acaso, será un elemento para comprender qué sucedió en el partido: la figura fue Miguel Mellado. La certeza es simple. Contra un adversario que presionó a los receptores del primer pase del equipo (la encrucijada consiste en detectar si le corresponde ese atributo a Pedro Fernández o a Re), la opción fue quitar a Pedro del circuito, abrir a los centrales sobre las bandas (ya una rutina) y retroceder a Mellado para que, de frente al centro del campo, digite el pase frontal u horizontal. ¿Qué significó, entonces, semejante modificación? Un cambio consistente para entorpecer el planteo criterioso de Crucero del Norte.
Observemos que el sistema de juego de Chacarita reside en disponer del balón y movilizar a sus futbolistas para que el circuito encuentre siempre un jugador libre para recepcionar. Tras esto, el equipo misionero presionó alto y obligó al de Coyette a restar un jugador de la mitad de la cancha para incrustarlo como salida. Miguel leyó el juego, fue preciso en el papel que representó (aun cuando Rivero y Oroz recibieron incómodos algunas de sus cesiones ante la marca de los volantes misioneros) y le otorgó equilibrio al retroceso de los mediocampistas, porque siempre vio la pelota de frente, lo que equivale a que no otorgó espacios a su espalda (una máxima inviolable para cualquier medio centro).

Molestia
Es de comprender que el primer análisis reconoce un cambio en la salida de Chacarita, informándonos sobre las molestias que sintió el equipo para jugar. Sí, la respuesta se formuló con una variante (lo referido a Mellado) para desinflar la asfixia misionera (ordenada por Vera Piris, Vera, Castro y Molinas), pero se perdió circulación, la precisión y en tramos del primer tiempo y del segundo, la potestad de la pelota, un tema sensible a resolver.
Aquí, se corporizó la trama del partido: Chacarita tiene el eje de su juego en el centro del campo (Rivero, Mellado, Oroz), más la población final que suma de la presencia de Juan Cruz y de Lazarte.  
La circunstancia nacida de esa presión regular del rival, obligó a desplazar ese eje virtuoso de la mitad de la cancha y advertir nuevamente algunas medianas bondades del pragmatismo: en el segundo tiempo (por caso), el fondo (Re, Rosso) saltó líneas, distribuyendo el juego directamente a los puntas (Casa y Salinas, especialmente). Así, neutralizó a los misioneros, se impuso en la obtención del juego dividido y justificó un triunfo valioso, justo y lleno de matices para promover un puñado de conclusiones.

Oroz.
Con premura, se puede comprender que Nicolás se convertirá en un estupendo crack. La presunción sólo necesita de dos valores vitales: tiempo y experiencia. Veamos: sabe todo con la pelota, tiene espíritu de sacrificio, una respuesta emocional superior a la de sus comienzos en el club y tanta ductilidad con el balón que guarda fragmentos similares a los grandes volantes ofensivos zurdos de Chacarita, uniendo a Rubén Capria con Damián Manso. ¿Qué se supone que harán el tiempo y la experiencia en el juego de Oroz? Permitirle comprender cuándo simplificar o acelerar la salida del pase, cuando proponer el juego vertical u horizontal y cuándo manejar la pelota a uno o dos toques en zonas críticas. En concreto, primero mejorar y luego optimizar sus decisiones.

Gol
Llegó mediante una jugada ensayada, pues, mientras Rosso lideró el trabajo de cortina en el área rival, la distracción forzada por Chacarita permitió que a la salida de un tiro de esquina, Oroz observe a Juan Cruz González vacío en ataque. Después, el remate del lateral, que se desvío en Iriberri, sacó de posición a Ignacio Arce y le dio a Chacarita la posibilidad de ganar el juego.

Nuevo y no tanto
Matías González es diestro, rápido, vertical. Una promesa consistente que, en las medidas que renozca las necesidades del equipo, multiplicará su rendimiento. Por último, un párrafo para Rivero. Él y Re son las dos columnas desde donde se ha cimentado este equipo. Ahora, una dualidad: ¿Diego jugando en la banda o como interno? Es tan inteligente que como interno corre menos que es su primera juventud y rinde el doble que en aquella etapa. Es que a Rivero se le nota claramente el uso suntuoso de su experiencia. De espaldas o libre, es una de las variantes para recibir el primer pase del equipo y también el equilibrio de la vuelta de los volantes a posición defensiva. Un ejemplo, un representante de la gente de Chacarita (su salida fue conmovedora por la retribución que le brindó el público y por su respuesta, moviendo los brazos como aspas para motivar el aliento general) con las recursos de un sabio de tamaño pequeño metido dentro de la camiseta de su club.

Conclusión
Un equipo jugó forzado y estimó algunos cambios que alteraron su brillo, pero no su esencia (Chacarita). Otro, modificó su origen para adaptarse al adversario (Crucero), y logró, en varios momentos del partido, un protagonismo con escasa convicción y sin audacia.
¿Qué significa el triunfo de Chacarita? La victoria de una idea que restituyó el paladar futbolístico de su gente, que volvió a aplaudir con entusiasmo la colectividad, la salida precisa desde el fondo, las triangulaciones en cualquiera de las dos bandas y, en definitiva, la estética aplicada a la eficacia.
Es decir que este equipo nos identifica y parece decirle regularmente a su público, "confíen, poque nosotros somos ustedes".

Daniel Mancini.

2.
Síntesis.
Chacarita Juniors 1, Crucero del Norte 0.

Chacarita Juniors. 1. Pedro Fernández; 4. Juan Cruz González, 6. Germán Re, 2. Federico Rosso (71´, 13. Maximiliano Paredes), 3. Gabriel Lazarte; 8. Diego Rivero (89´, 17. Daniel Ibañez), 5. Miguel Mellado, 10. Nicolás Oroz; 7. Maximiliano Casa, 9. Rodrigo Salinas, 11. Matías González (72´, 15. Juan Álvarez Morinigo). Suplentes. 12. Facundo Ferrero, 14. Gonzalo Pedrosa, 16. Nahuel Menéndez. 18. Jonathan Rodríguez.

a.
Cuerpo Técnico del Club Atlético Chacarita Juniors. Director Técnico. Walter Coyette. Ayudante de campo. Patricio Pisano. Preparador físico. Emanuel Sánchez. Entrenador de arqueros. Marcelo Salgueiro. Jefe Médico. Doctor Enrique Oscar Iglesias. Colaboradores. Doctor Diego Eyharchet, Doctor Rodrigo Alonso. Kinesiólogos. Aníbal Parsanese, Diego Manso, Johnattan Pace. Utileros. Antonio, Algañaraz, Mario Batista. Departamento de Fútbol. Raúl Escalante. Operativo. Oscar Vázquez. Administrativo. Aníbal Vargas.

Crucero del Norte. 1. Ignacio Arce; 4. Alejandro Pérez, 2. Delio Ojeda, 6. Rodrigo Lechner, 3. Guillermo Sotelo; 8. Lucas Vera Piris (75´, 18. Pablo Ostroski), 5. José Vera (67´, 14. Federico Domínguez), 11. Nicolás Castro, 10. Iván Molinas; 7. Gabriel Méndez (67´, 15. Braian Perussato), 9. Imanol Iriberri. DT: Miguel Salinas. Suplentes. 12. Guillermo Bachke, 13. Gilberto Benítez, 16. Mario Siergiejuk, 17. Rodrigo Cerdán. 

Árbitro. Ramiro López. Asistente 1. Andrés Barbieri. Asistente 2. Damián Espinoza. Cuarto árbitro. Ramiro López.

Goles.
18´, Juan Cruz González (CHJ).

Amonestados.
44´, Lucas Vera Piris (CDN), 50´, Guillermo Sotelo (CDN), 61´, José Vera (CDN), 68´, Federico Dominguez; 41´, Germán Re (CHJ), 69´, Diego Rivero (CHJ), 87´, Nicolás Oroz (CHJ).


Estadio.
Chacarita Juniors
.

2.
Próximo partido.
5° Fecha.
Rival. Estudiantes (San Luis).
Lugar, día y hora.
Estadio de Sportivo Italiano (local Estudiantes de San Luis).
Miércoles 21 de septiembre de 2016. 15.30 horas.

3.
Imagen.
Mara García.

X