Carta a Lucho Marabotto

Por Carlos Alberto Pereyra

Lucho querido:
Tuve la suerte de verte jugar en el Social Lynch y traerte a nuestro amado Chaca.
Te vi dar tus primeros pasos debajo de la vieja platea de madera, empezar a jugar y formar parte de nuestra querida Categoria 1966.
Desde tus comienzos te pusiste la cinta de capitán, transitaste todas las inferiores en tu Chaca.
Que orgullo se sentía tu padre Pancho y toda tu familia viendo tu entrega y el amor con el que defendias estos colores.
Jugador, técnico, coordinador y siempre con una sola bandera, la de la lealtad y honestidad, con la cual emprendiste, peleaste y luchaste la vida hasta el final.
Dejas un hueco dificil de llenar. No se puede definir, no hay palabras que encierre tanto dolor.
Te voy a extrañar toda la vida.
Ya nos vamos a encontrar… ya estas arriba al lado de una estrella y desde ahí seguro nos seguirás aconsejando y diciendo que por sobre todas las cosas lo primero es lograr ser buena persona.
Te quiero mucho amigo, nunca te olvidaré.

MI GRAN CAPITÁN, CATEGORÍA 1966
LUIS ANIBAL MARABOTTO

X