Comunicado Oficial. 23/11/2020

En relación al Jugador Profesional Yair Gonzalez, la Comisión Directiva del Club Atlético Chacarita Juniors informa:

1. Después de haber debutado en la primera división el día 23 de febrero de 2019, a la edad de 17 años, con la trascendencia que todos conocemos, cumpliendo con las expectativas que toda la conducción de Futbol Amateur, Futbol Profesional y Comisión Directiva habían depositado en él, el joven jugador y su entorno manifiestan la voluntad de no continuar ligados a nuestra querida Institución.

2. Dichas manifestaciones de deseos del jugador y su círculo más cercano, se tradujo en hechos concretos, cuando en medio de las restricciones dispuestas por el Gobierno en virtud de la Pandemia que acosa a toda la comunidad mundial, el jugador no se suma a los entrenamientos dispuestos por el Director Técnico de la Institución, absteniéndose de participar de los “zoom” organizados por el Cuerpo Técnico, como de cualquier otra actividad a distancia que se hubiera previsto.

3. Una vez retomados los entrenamientos presenciales del plantel profesional, Yair González, tampoco se presentó a entrenar, provocando un conflicto en la relación profesional con la Institución, a nuestro entender insalvable.

4. Esta situación, sumado a diversas sucesiones de hechos que no corresponde ventilar en estas circunstancias, preservando la privacidad del joven, decidieron a esta Comisión Directiva a escuchar propuestas de parte de los representantes del jugador y realizar gestiones por cuenta propia a los fines de salvaguardar los intereses económicos de nuestro glorioso Club.

5. Cabe destacar que esta Institución había dispuesto el alquiler un departamento para el citado jugador, a fin de poder colaborar con su bienestar y comodidad, lo que trajo en consecuencia diversos problemas que ha tenido que afrontar el Club en virtud de reiteradas conductas inapropiadas del mismo.

6. Es así que se produjeron negociaciones, con diferentes resultados, con las Instituciones amigas, Asociación Atlética Argentinos Juniors, Club Atlético Talleres de la ciudad de Córdoba y el Club Atlético Independiente, a los fines de transferir en forma temporaria o definitiva, según el caso, los derechos federativos del jugador, preservando derechos económicos sobre la transferencia del referido profesional.

7. Corresponde poner de resalto que, habiendo arribado a un acuerdo verbal con las autoridades de la A.A.A.J. y en circunstancias de estar realizando las tareas de redacción de la documentación correspondiente para dejar plasmado el acuerdo alcanzado, el jugador y quienes lo representan, manifestaron su negativa a prestar conformidad a la transferencia, aduciendo motivos deportivos que no satisfacían las expectativas de Yair.

8. En consecuencia, la transferencia quedó trunca, porque como es sabido, para la transferencia de un contrato de un jugador profesional del fútbol se deben reunir la voluntad de las dos partes, el Club y el jugador.

9. En estas circunstancias, quienes representan al jugador, acercaron a la Institución una oferta como compensación monetaria por la rescisión del contrato de jugador, que si bien formalmente no es la opción que se hubiese pretendido para resolver el caso, económicamente satisface los intereses de la Institución y pone a resguardo el patrimonio de la misma, como lo hemos hecho en toda nuestra gestión.

10. Es importante señalar que para alcanzar el mismo resultado económico en favor de Chacarita Jrs., en caso de una transferencia de Club a Club, el valor de venta del derecho federativo del referido jugador debiera haber superado el valor de dólares estadounidenses cuatrocientos mil (u$s 400.000) tomando como valor de referencia el llamado dólar “Mep”.

11. Analizada la situación por los integrantes de la Comisión Directiva, se prestó conformidad a la rescisión propuesta por el jugador y su entorno, en virtud de preservar los intereses económicos de la Institución. Como se diría vulgarmente, optando por el mal menor.

12. Sin perjuicio de ello, esta Comisión Directiva quiere poner de manifiesto lo siguiente:

  1. Su disgusto con la actitud asumida por el jugador y su entorno, que importa un claro desinterés por el Club, su historia, su gloria y todos los esfuerzos hechos para la formación de Yair y su arribo a la primera división de la Institución.
  2. La convicción de estar definiendo una situación velando por los intereses de nuestro Club, aun cuando las conductas graves del Jugador serían pasibles de sanciones disciplinarias que podrían perjudicar las arcas de nuestra Institución.
  3. Manifestar nuestro desagrado con la decisión personal del jugador de sumarse a un club de la hermana República de Chile, en el que tienen responsabilidades de conducción personas que en el pasado han actuado de manera absolutamente perjudicial para nuestro querido Chacarita Juniors.

Chacarita Juniors.
Comisión directiva.