Derrota en Corrientes – Síntesis Boca Unidos vs Chacarita – 25º Nacional B 2015

[mk_fancy_title style=»simple» tag_name=»h1″ border_width=»5″ size=»18″ line_height=»24″ color=»#393836″ font_weight=»600″ letter_spacing=»0″ font_family=»none» margin_bottom=»10″ align=»left»]Derrota en Corrientes – Síntesis Boca Unidos vs Chacarita – 25º Nacional B 2015[/mk_fancy_title]

Chacarita fue derrotado 4-1 en su visita a Boca Unidos (Ctes), en el encuentro correspondiente  a la Fecha Nº 25 del Torneo de Primera B Nacional 2015. Jorge Achucarro marcó el gol funebrero.

Cómo explicar lo que no tiene explicación. Se hace muy difícil concentrarse en poner las palabras justas cuando el corazón pide otra cosa. La realidad es que Chacarita volvió a perder, esta vez, nuevamente, de manera holgada, y a diferencia del último encuentro con Los Andes, en forma merecida. Porque Chaca, nuestro Chaca, no tiene en su libreto el suficiente respaldo que le permita sacar pecho en las bravas. No tiene la necesaria fortaleza anímica como para soportar que el rival (que también juega) lo supere en algunos momentos del juego. Pero eso no es lo peor, porque el Chaca que fue a Corrientes a enfrentar a un Boca Unidos muy golpeado, le estaba haciendo pasar un momento muy difícil al equipo dirigido actualmente por Ricardo Rodríguez.

Porque hasta los 19 minutos del primer tiempo era un partido muy parejo, sin un claro dominador, pero a partir de ese preciso instante en el que Achucarro concluyó sin oposición alguna una perfecta habilitación de Nizzo para Melivilo que este aprovechó para dejar al paragua solo frente al arco, Chacarita lo dominó claramente al equipo litoraleño, que había acusado el golpe y no reaccionaba. Muy por el contrario el funebrero sin la pelota jugaba mucho mejor, porque producto de la presión recuperaba rápido y lanzaba rápidas contras que ponían a sus jugadores en posiciones muy ventajosas como para ampliar la ventaja. Y esto fue así hasta exactamente los 42 minutos de esa primera etapa, cuando Bravo capturó un rebote en el área chica y colocó la pelota lejos del uno de Chaca.

En ese momento afloró lo peor de Chaca, la confusión, el temor y por sobre todo, la falta de confianza en sus propias fuerzas que hacen que este equipo se olvide totalmente de lo que nos mostró en varios pasajes de este torneo, jugar al fútbol. Porque Chaca nunca mas hasta que el árbitro pitó el final del encuentro supo como encarar el partido. Una defensa totalmente desconocida, siempre desbordada y sin la suficiente sabiduría como para entender que a veces sirve mas un despeje que intentar proteger el balón ante la presión del contrario. Un mediocampo que perdió totalmente la contención del rival y dejó libres todas las puertas para que el volante local que quisiera pasase al ataque sin oposición. Un Manso extrañamente perdido, que si bien nos mostró algunas pinceladas de su talento y algunos pases magistrales, no pudo ser el abastecedor que nos tiene acostumbrados. Y una delantera muy aislada del resto del equipo, que tenía que hacer lo que podía ante una defensa rival que nunca se mostró sólida como para no ser conmovida.

Y así, ante ese panorama el segundo tiempo fue una sucesión de oportunidades erradas por el Boca correntino. Fabro por sobre el travesaño desde inmejorable posición, Oviedo por querer hacer un lujo en lugar de definir con seguridad, Dening que no supo ante los malos despejes de Maldonado y Rocaniere. Así hasta que a los 10 minutos del complemento el mismo Rocaniere en su esfuerzo por cortar un centro que indefectiblemente iba a terminar en la red no hizo mas que descolocar a Taborda para poner en ventaja a Boca Unidos. Y esa fortuita jugada no hizo mas que abrir el arco de los nuestros que tuvieron que soportar dos goles mas en propia puerta.

Chaca está último en las dos tablas, en la de posiciones y la de los promedios, este mismo Chaca que en las primeras fechas supo, a base de garra, fortaleza anímica y muchos momentos de buen fútbol, pelear bien arriba, tanto que nos hizo soñar a todos. Ahora otra es la meta, muy distinta. Material hay. El momento es ahora. Esperemos que el encargado de timonear el barco que nos mantenga en la categoría sea Fernando Gamboa. En el y en este plantel están depositadas las esperanzas de este gigante dormido que se llama CHACARITA JUNIORS.

 

Sintesis

BOCA UNIDOS (CORRIENTES) (4): Gastón Sessa; Juan Bravo, Marcelo Ortíz, Rolando Ricardone y Leonardo Baroni; Lucas Oviedo, Matías Escobar, Martín Fabro y Jonthan Chávez; Nicolás Silva y Emanuel Dening. Cambios: Ignacio Vlsangiácomo por Dening; Germán Herrera por Chávez y Emanuel Olivera por Oviedo. Suplentes: Fabricio Henricot, Facundo Bustamante, Marcelo Miranda y Joel Vargas. D.T.: Ricardo Rodríguez.

CHACARITA JUNIORS (1): César Taborda; Maximiliano Paredes, Luis Maldonado, Gonzalo Rocaniere y Gonzalo Pedrosa; Rodrigo Aliendro, Miguel Mellado, Matías Nizzo y Damián Manso; Facundo Melivilo y Jorge Achucarro. Cambios: Brian Almeida por Nizzo y Matías Alderete por Melivilo. D.T.: Daniel Leani.

GOLES: 19´PT Achucarro (CH), 42´PT Bravo (BU), 10´ST Rocaniere en contra (CH), 12´ST Dening (BU), 44´ST Silva (BU).

AMONESTADOS: Dening (BU) y Nizzo y Pedrosa (CH)

ESTADIO: 17 de Agosto (Boca Unidos)

ARBITRO: Andrés Merlos

1º ASISTENTE: Mariano Belinco

2º ASISTENTE: Mauricio Flores

4º ARBITRO: Fernando Velarde

[mk_padding_divider size="25"][mk_image src="http://www.chacaritajuniors.org.ar/wp-content/uploads/2014/11/barradecolorabajoCOLOR.jpg" image_width="800" image_height="117" crop="false" hover="true" target="_self" align="center" margin_bottom="10" animation="flip-x"]
X