"DÍA DEL NIÑO FUNEBRERO, ESA TARDE INOLVIDABLE…

No habrá ninguna recopilación de los hechos que refleje la ansiedad de esa infinita cantidad de chicos que hoy celebraron el «Día del Niño Funebrero» en nuestro Estadio, cuando todos esperaban por la posibilidad de quedarse, mediante un sorteo, con alguna de las casi 40 bicicletas que se regalaron. 

Lo mismo sucedió cuando esos chicos (tantos que superaron los 1.100), pintaron y participaron de todas las actividades que hubo al aire libre, junto a seis peloteros inflables y una kermese tan llena de adrenalina que ni siquiera la lluvia logró aliviarla. O cuando también los grandes y sus pequeños comieron a gusto y sin cargo (porque la gratuidad fue una consigna granítica y ejemplar de los organizadores) 500 empanadas, 1.300 panchos, 100 pastafrolas, 1.500 pizzetas y cientos de sándwiches y facturas. O en esos momentos en los que cada uno de los pequeños se llevó un regalo (bicicletas, triciclos, pelotas, juegos de mesa, rompecabezas), después de generar 100 nuevos asociados (retiraron el carnet en el momento, debido al trabajo de la Subcomisión de Socios), en tanto escuchaban dos bandas de rock, veían un show de magia, se reían con payasos y aplaudían los bailes de danzas árabes.

No faltó el intendente de San Martín, el doctor Gabriel Katopodis, ni Salvador Toti Ciliberto, como tampoco Gastón Coyette y todo su Cuerpo Técnico. En definitiva, los chicos y la esperanza que dejaron hoy en el evento son un orgullo del club, ese cosquilleo referente que Chacarita también sintió por el enorme grupo de voluntades que trabajaron para la felicidad de tantos pequeños.

Entonces, orgullo por los chicos y orgullo por los grandespor los organizadores y por los que colaboraron con ellos

Finalmente, los chicos y el club, juntos. Porque JUNTOS SOMOS MEJORES.

Hoy, los pibes nos enseñaron eso.